Choose your country

MENNEKES

Diseño flexible

Para cada aplicación el producto adecuado...

La planificación de la infraestructura básica ya considera de forma ideal no solo los requisitos concretos de una instalación industrial, sino que ya al principio también se centra en una flexibilidad lo más sólida posible de la distribución de la nave.

Esto es especialmente importante para la tecnología de producción basada en ella y para el mantenimiento en curso. Las cajas combinadas murales de MENNEKES pueden adaptarse muy fácilmente en cuanto a su equipamiento a las nuevas necesidades. Si las cajas combinadas se alimentan mediante líneas de contacto, también es posible un nuevo posicionamiento sin demasiado esfuerzo.

Pero si se desean soluciones patrón, que además deban conectarse mediante líneas de suelo, entonces es extremadamente importante una planificación precisa. En este sentido, las personas de contacto de MENNEKES estarán encantadas de asesorarle.

Justo con estas soluciones especiales tenemos una larga experiencia y podemos hacer que nuestra experiencia fluya en planificaciones concretas.

Contrariamente, la plena flexibilidad se logra con cajas combinadas suspendibles y distribuidores móviles, que permitan plena libertad en la aplicación, también allí donde faltan paredes o columnas para la instalación.

Tanto si se modifica la colocación de la máquina en la producción, si deben reconvertirse laboratorios de ensayo para nuevos procesos o deben mantenerse flexibles los trayectos para apiladoras y carros de elevación, los productos suspendibles unidas a una distribución de la nave planificada de forma inteligente pueden evitar futuras preocupaciones incluso antes de que surjan.

… y la caja adecuada.

En lo referente al material, en MENNEKES también tenemos la solución adecuada para cada aplicación. Para retos en áreas de trabajo con productos químicos o sustancias agresivas similares, las cajas AMELAN® ofrecen una alta resistencia frente a todo tipo de combustibles, aceites, grasas, ácidos diluidos y bases, así como productos de limpieza y la mayoría de soluciones salinas acuosas. Además, los contactos muy resistentes al calor y los contactos niquelados ofrecen seguridad en condiciones de mucha corrosión.

Las mezclas de caucho macizo se utilizan principalmente allí donde los productos se someten a elevadas cargas mecánicas y/o químicas.

El material caucho macizo destaca por su excelente estabilidad de forma, es muy resistente a los ácidos y lejías y posee una gran fuerza dieléctrica y resistencia a corriente de fuga.

Ya sea en los terrenos de la planta o en la producción: en todas partes en las que se precisa una protección fiable frente a acceso no autorizado, pero la óptica también juega un papel esencial, se utilizan cajas combinadas de acero inoxidable de MENNEKES.